La PS4 es el nuevo hogar de las cucarachas

La PS4 llegó al mercado en 2013 de la mano de Sony; una de las consolas más vendidas de la historia gracias a su amplio catálogo de juegos y su precio. Sin embargo, tiene un pequeño problema que seguro que todos los usuarios de PS4 conocen muy bien: tiene cierta tendencia a calentarse demasiado mientras se juega.

Para solucionarlo, los ingenieros de Sony optaron por dotar a la consola de un potente sistema de ventilación con varias rejillas que sacan el calor fuera de la consola. Y lo cierto es que la solución ha resultado ser efectiva ya que la consola se calienta muchísimo menos.

Las cucarachas encuentran en la PS4 su hogar ideal

Pero, los usuarios de PS4 se han encontrado con un nuevo problema: las cucarachas. Según las últimas novedades, varios s propietarios de tiendas de reparación de consolas comentan que están recibiendo un cada vez mayor número de clientes con este problema: llegan a la tienda diciendo que su consola ha dejado de funcionar y, cuando el técnico la abre, ve que el interior está lleno de cucarachas.

Y es que, la PS4 es el hogar ideal para estos insectos. Las rejillas de ventilación son lo suficientemente grandes para que quepan las cucarachas y, el interior de la consola, al estar caliente, es el ecosistema perfecto para ellas.

Averías provocadas por las cucarachas en la PS4

Ahora bien, los problemas vienen de dos partes. Por un lado, cuando las cucarachas se desplazan por el interior de la PS4 tocan los puntos de un circuito y se electrocutan, averiando así la fuente de alimentación. Por otro lado, las heces de las cucarachas oxidan los circuitos.

Por el momento, los casos que han saltado a la luz se limitan a Estados Unidos. El servicio técnico de Sony no se hace cargo de la reparación cuando encuentran cucarachas dentro de una consola. Así, a los usuarios no les queda más remedio que acudir a las tiendas de reparación; muchas de ellas han empezado a cobrar una “tasa por cucarachas” de 25 dólares más mano de obra y componentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *